Frederick Sequera

     Por mas que intento medir mi vida con números, posibilidades de riesgos y amenazas, calcular mis pros y contras, mis habilidades y oportunidades, la vida me lleva de la mano como si fuera un niño que apenas empieza a caminar, es a veces hasta una comedia, yo me rio y ella me acaricia diciéndome «todo va a estar bien»

Lo mas enredado de mi asunto es que tengo este habito de cuestionar, a querer preguntar e investigar lo mas que pueda, y eso me trae como consecuencia ir mas lento que los demás. Es que en este mundo ya no hay tiempo para pensar, los jefes, gerentes, dueños de empresas, empleados remamos un barco mas rápido que el otro, mientras el internet es como un motor alienígena que usamos para ir 100 mil veces mas rápido pero, ¿hacia dónde?

Aunque me guío por mi corazonada, esa corazonada que me llevó a vivir fuera de mi país, que me llevó arriesgarme a salir de mi espacio de trabajo y probar caminos distintos, aun así me empeño en leer datos, crear guiones, leer tendencias, aplicar algo de ciencia para entender el contexto de este caos en el que vivimos, porque hasta para improvisar hay que actuar con inteligencia.

Abro mi espacio con este blog, por muchas razones, pero una primordial que coloco en la punta de mi pirámide, es que esto me lleva a conocer gente maravillosa, y la verdad me encanta saber que este mundo tiene valientes por cualquier lado.